Fuego en el 23 ha sido todo un descubrimiento para una salsera lectora como yo. Un guión sorprendente que te atrapa y se vuelve casi vertiginoso según avanza, un sinfín de referencias conocidas para todo salsero madrileño que se precie y un descubrimiento constante de otros aspectos de la cultura cubana mezclados con una gran dosis de imaginación en una trama que avanza hacia delante y hacia el pasado de la manera más inverosímil. Científicos rusos, santería, videntes, asesinatos y salsa, mucha salsa.

Sólo por eso deberías tener en cuenta Fuego en el 23 como regalo de navidades, cumpleaños, amigo invisible o autoregalo. Pero si eso no fuera suficiente te voy a hablar de Enrique Solla, el escritor.

Conocí a Enrique en el Almazén, a raíz de los contactos que hice con distintas academias cuando lanzamos el buscador de clases. Es completamente imposible que Enrique te deje indiferente: su altura, su look con avalorios en la perilla y una coleta infinita pero sobre todo su energía y la salsa que le sale por los poros. Cuando me habló de su Rueda Almazenada y de sus libros ya estaba claro que este hombre vive el baile de una forma diferente.

Nos gusta apoyar a la gente que vive el baile, ¿qué mejor que recomendando esta serie de libros que se leen como si nos ardieran en las manos? 😉  Aquí os dejamos el enlace para comprar en Amazon los dos volúmenes: el despertar y el desenlace.

Si quieres que el regalo sea 100% personalizado contáctanos y Enrique te entregará en persona el libro dedicado 😉